lunes, 14 de agosto de 2023

PRECAUCIÓN

                                                                  

Tras varios encuentros caóticos y fallidos en nuestra relación, quedé con mi compañera de oficina en mi apartamento, La verdad estaba deseando provocar a mi vecinita como si algo en mi interior estuviera volviendo a mi pasado de pecado. Después de una cena suave donde dije lo enamorado que estaba de ella y mi necesidad de avanzar en nuestra relación, mis manos recorrían su cuerpo desnudándola, cuerpo a cuerpo y su boca cedió ante mis deseos.

—¿Somos novios entonces? —le pregunté. 
—Estaba deseando oírtelo, cielo. ¡¡¡Sííííí!!!

La oía animada porque yo andaba a otra cosa entre besos y esas caricias en su sexo algo descuidado, con aquel enjambre de vello que se enredaba en mi boca. La escuché gemir, gritar mi nombre y rezar a no sé qué Dios cuando la penetré sin demasiado tacto. Necesitaba que alaridase de placer, que mi vecinita entrometida la escuchase e hiciera alguna de las suyas. 
La volteé, dejándola presta y mansa para mí, mientras engañaba sus deseos masajeando su espalda hasta meterme en el abismo de su final. En un momento dado, sus gemidos se hicieron más protesta y mis movimientos más salvajes hasta desfallecer de placer sobre su bonita espalda.

—¿Por qué me has penetrado por ahí sin avisar ni permiso?
—¿No querrás correr el riesgo de quedar embarazada la primera vez, amor? —respondí.
 — ¿No será así siempre, verdad?
 — Al menos el primer año, ya encontraremos algún modo de precaución.

Se vistió y salió sin despedirse, mirándome furiosa. No creo que mis palabras la convencieran, pero tampoco dijo nada entonces. 
A la tarde, coincidí con mi vecina y, volviendo su cara, me soltó:

—¿Ya te has librado de ella, no? Seguro que Min está de vuelta. ¡Qué excusa más ridícula, traidor!


9 comentarios:

  1. Se te echaba de menos, Charly. Un erotismo muy sugerente.

    Mil besitos y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auro. siempre tan amable, encantado de tenerte alrededor.
      Besos

      Eliminar
  2. Si esa excusa le pareció perfecta, no sé yo. Ahí hay algo más, porque si primero le gusta y luego, como mojigata pregunta, y después se enfada, ¿qué quieres que te diga? No sé si todo el monte es orégano :-)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No termina de cuadrarle la relación, no la controla y se siente manipulada.
      Yo estoy con la vecinita jijiji
      Beso

      Eliminar
  3. Por casualidad en tu casa,que bueno descubrirte!!,Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. No parece que fuera una buena estrategia, pero en el amor, y los adioses, cada quien tiene sus maneras

    Un abrazo, y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es todo lo complicado que son los amantes.
      Un placer tenerte de nuevo
      Besos

      Eliminar
  5. Está claro que las relaciones con la compañera de oficina. Extremo placer, intensas expresiones de eso. Y luego una furia, que habría sido mayor de haber sabido que fue estimulada para llamar la atención de la entrometida vecinita.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y espero volver a verte.
Será un placer coincidir de nuevo.